Plaza de las Rosas

Cuento: El Poder de un Libro

Rodrigo Cortés había escuchado hablar de la Universidad Michoacana en su natal Matehuala. Sin saber por qué, soñaba con ser arquitecto, y aunque la necesidad de ayudar en su casa, lo había hecho dejar de estudiar por más de tres años, su corazón lo invitaba a no dejar escapar su sueño. Con gran esfuerzo pudo llegar a Morelia y ser aceptado en la Universidad. Para sobrevivir encontró trabajo como jardinero en la casa del arquitecto Joaquín Pineda, quien recién se había cambiado a vivir a Tres Marías y requería levantar su jardín a la brevedad. Rodrigo hizo arreglos con don Joaquín para que le permitiera asistir a los cursos de la universidad asegurándole que su jardín estaría muy bien atendido. Encontró asistencia en la casa de la familia Vargas. Dos hijos  de esta familia estudiaban en el extranjero y ello facilitó que lo aceptaran de huésped por una módica cantidad […] Seguir Leyendo