Morelia

Perfil espiritual de mi padre Don Alfonso Rubio y Rubio

Advierto al lector que, además de haber sido hijo de Alfonso Rubio y Rubio, fui su amigo, uno de sus pocos amigos íntimos. El haber estado tan cerca de él me permitió apreciar sus múltiples facetas como hombre, como maestro, como poeta, como fotógrafo, como viajero, como amante de la buena vida, como melómano, y confieso ser su discípulo y admirador por lo que es posible que este texto resulte cargado de mucha emoción. Además de la relación paterno-filial natural, tuve la oportunidad de sostener innumerables e interminables conversaciones con él a lo largo de los años; tuve igualmente, la oportunidad de ser su compañero de viaje y su chofer por varios países de Europa y por algunas ciudades de los Estados Unidos. Recorrimos juntos muchos museos, tiendas de antigüedades y librerías; compartimos la mesa en no pocos restaurantes, hoteles y cafés por lo que me atrevo a afirmar que, […] Seguir Leyendo

René Serrano

¿Lomografía? En mi vida había escuchado ese término. Las cámaras LOMO no me decían nada. ¿La cámara Diana CMYK? No sabía nada acerca de esto. La obra que me había tocado conocer de René Serrano, conocido artista de vanguardia, eran instalaciones a base de proyecciones de imágenes y sensores electrónicos. Pero en su polifacética producción también cabe la pintura y la fotografía. Volviendo a la Lomografía, resulta ser como un club de fotógrafos juguetones que se divierten manipulando unas camaritas que parecen de juguete. Y uno, al ver esas cámaras, lo primero que piensa es, y ¿se podrá realmente hacer fotografía con estos pedazos de plástico? La respuesta nos la da René Serrano con esta exposición. En estas fotografías René nos enseña una manera lúdica de entender el arte. Y no es una cuestión de no conocer a fondo la técnica fotográfica. Justamente porque la conoce muy bien, ahora […] Seguir Leyendo

Cuento: Jugando con el Alma

¡Prefiero morir que vivir anclado a esta silla de ruedas! Se lamentaba el joven Santiago. Habían pasado dos años ya desde aquél accidente de motocicleta del que había quedado hemipléjico. Entonces, estrenaba su mayoría de edad. Esa noche había bebido abundantemente celebrando en el antro con sus amigos. Al salir, se sentía alegre, pero sobrio como para conducir la moto hasta su casa. Iba bajando la Loma de Santa María cuando, de pronto, de la profunda oscuridad, vio salir a una pareja atravesando la calle a pie a pocos metros de él. Quiso frenar para no atropellarlos pero su motocicleta derrapó y se fue al barranco lleno de piedras. Por fortuna traía puesto su casco. No recuerda nada del accidente. Su último recuerdo es la pareja cruzando la calle sin ninguna precaución. Pasó cuatro semanas internado en el Star Medica, dos de ellas en estado de coma, tiempo que sirvió […] Seguir Leyendo

Mujeres, mujeres, mujeres. (Texto de Jorge Orozco Flores) español y francés

Perfume de Mujer, la colección de fotografías de gran formato de Eduardo Rubio Elosúa, es un gran paseo en el tiempo y en el espacio. Pero no solamente eso. La pintura vive en diferentes museos del mundo, y el especialista en arte, nacido en Monterrey, México, dio un salto temerario en clave de cámara fotográfica en formato pequeño y de la abundancia de lienzos frente a los que se plantó en muchas de sus visitas a las galerías más prestigiadas y famosas del mundo, ha seleccionado esta muestra que no tiene ninguna sombra para afirmar que es claramente confesional: creo que no hay otra opción de interpretación, es la mujer envuelta en un perfume solamente perceptible como erotismo y seducción. La exposición itinerante es un placer que proclama su íntima vocación: la complicidad con el espectador. Walo para sus amigos, se volvió un aficionado a seguir las huellas del erotismo […] Seguir Leyendo

Cuento: El Poder de un Libro

Rodrigo Cortés había escuchado hablar de la Universidad Michoacana en su natal Matehuala. Sin saber por qué, soñaba con ser arquitecto, y aunque la necesidad de ayudar en su casa, lo había hecho dejar de estudiar por más de tres años, su corazón lo invitaba a no dejar escapar su sueño. Con gran esfuerzo pudo llegar a Morelia y ser aceptado en la Universidad. Para sobrevivir encontró trabajo como jardinero en la casa del arquitecto Joaquín Pineda, quien recién se había cambiado a vivir a Tres Marías y requería levantar su jardín a la brevedad. Rodrigo hizo arreglos con don Joaquín para que le permitiera asistir a los cursos de la universidad asegurándole que su jardín estaría muy bien atendido. Encontró asistencia en la casa de la familia Vargas. Dos hijos  de esta familia estudiaban en el extranjero y ello facilitó que lo aceptaran de huésped por una módica cantidad […] Seguir Leyendo