Noche Flamenca (fantasía literaria)

Bienvenidos sean todos ustedes a ésta su casa. Decidimos organizar esta noche flamenca para dar por inaugurado este “Patio de los Naranjos” que como algunos de ustedes recordarán fue traído de Sevilla piedra por piedra hace ya unos años. Este patio se encontraba originalmente en el Palacio de Murillo en el barrio de la Santa cruz. El palacio lleva actualmente este nombre por haber sido en ese palacete en donde el insigne pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo vivió los últimos veinte años de su vida entre 1636 y 1657 año en que murió. El Palacio actualmente alberga un pequeño museo con la obra del maestro. El patio pudo rescatarse gracias a que por casi cien años estuvo abandonado y se pensó en demolerlo. Algunos de ustedes recordarán nuestro gozo cuando lo adquirimos por medio de un anticuario madrileño, aquella vez que nos fuimos a pasar la Semana Santa a Sevilla y el mayor gozo cuando supimos que ya estaba en México en la aduana de Tampico. Aunque venía dirigido a la aduana de Veracruz, el barco chipriota en que venía no pudo atracar en Veracruz debido al mal tiempo que imperaba gracias al huracán Kevin en septiembre del año 2002. Gracias al apoyo generoso del Instituto Nacional de Antropología e Historia y a los apoyos brindados por la escuela de arquitectura de la UNAM y de la Universidad Michoacana, se pudo reconstruir tal cual estaba originalmente en el Palacio de Murillo. Debo de hacer una mención especial a la fuente central de este patio la cual antes de estar en el palacio sevillano, estuvo en el Castillo de la Reina Mora en el pueblo de Íllora a unos treinta kilómetros de Granada en donde vivía su hijo Boadbil. La fuente en su base trae una inscripción en árabe clásico, la cual contiene el nombre del tallador Abdu Amir Halam, la fecha correspondiente al año cristiano de 1456 y el nombre del castillo de la reina Mora: Esma Bashira Fawshiwa y otros textos que aún no hemos podido descifrar con precisión. Se conoce que dicha fuente, tallada en una piedra del sur de Líbano conocida como Kalab, fue trasladada de Íllora a Sevilla a principios del siglo XVI cuando desmantelaron completamente el dicho castillo. Quiero comentar que  toda Sevilla en la Semana Santa, al filo de la primavera huele a azares. Para complementar la estructura del patio y poderle dar un sentido profundo de originalidad se trajeron de allá mismo los naranjos, que eran apenas unos brotes y se importaron diez metros cúbicos de tierra sevillana buscando, con ello, conservar los mismos perfumes que se disfrutan en esas tierras andaluzas. Ahora de sus frutos disfrutamos de deliciosos zumos de naranja cada mañana. Quisiera convocar para que nos acompañen en ésta reunión a los espíritus de Boabdil, último rey moro que habitó la Alhambra, a su madre quien diseñó y disfrutó por casi medio siglo de esta fuente en uno de sus patios, a los espíritus de los reyes católicos Isabel y Fernando pues sin sus esfuerzos ni este patio ni esta fuente estarían aquí en Morelia, al del pintor Bartolomé Esteban Murillo quien arropó muchos de sus ensueños en el canto de esta fuente, al del anticuario madrileño que en paz descanse Rafael Piquet quien se preocupó y ocupó por embalar, etiquetar y enviar cada una de las piezas que integran este maravilloso patio. Al espíritu de los poetas Federico García Lorca quién escribió ese maravilloso ensayo sobre El Duende que seguramente aparecerá esta noche, al de Ramón López Velarde quien durmió en esta casa los meses de abril y mayo del año 1926 invitado por la poetisa, o mejor dicho, la poeta Concha Urquiza quién hace cien años naciera en esta casa. Al espíritu de Carlos Pellicer tío carnal de nuestra invitada de honor Ana Pellicer, y al espíritu de mi padre, el poeta Alfonso Rubio quien seguramente estará enviando sus bendiciones desde donde se encuentre ahora. No queriendo alargar esta introducción, quiero presentarles a nuestro grupo estelar el día de hoy, cuyos integrantes aceptaron nuestra invitación a pesar de venir desde las Cuevas del Sacromonte en Granada. Para ellos mi más sincero agradecimiento pues vinieron solo para cumplir su compromiso esta noche debiendo regresar a España el lunes por la tarde, para dar comienzo a una serie de recitales por toda Europa apoyando musicalmente al bailaor Joaquín Cortés. Se presentarán el próximo viernes en París en el auditorio de Bercy y continuarán su gira por Milán, Torino, Roma, Estambul, Moscú, San Petersburgo, Munich, Maastricht y Londres. Este grupo consagrado desde hace años en Europa, entre su discografía cuenta con “Noches de la Alhambra” grabado justamente al interior del Palacio de Carlos V durante un concierto en vivo que departieron con la Niña de los Peines, con Pepe Marchena, con Pepe Habichuela, con Enrique Morente y con el mismísimo Camarón de la Isla, con quién además grabaron el concierto “Camarón y sus amigos en vivo” concierto realizado en la Plaza Mayor de Madrid durante las fiestas de San Isidro el año 1996. Recientemente han grabado discos con Estrella Morente, con Nina Pastori, con el Pele, con Vicente Amigo y con El Cigala. Esperando que disfrutemos como locos esta noche los dejo con el grupo La Forja para quienes pido un caluroso aplauso.

2 respuestas para “Noche Flamenca (fantasía literaria)”

  1. AMOR, QUE MARAVILLOSA VA TU PÁGINA, FELICIDADES!!!!!

    lourdes islas
    |
  2. Walo quiero mandarte algo que escribiste en los 80 em París me podrás mandar tu correo privado? Saludos muchos Carmen

    Carmen fitch
    |

Escriba un comentario